La vacuna contra la influenza, una enfermedad respiratoria contagiosa, cobró el pasado año 22 vidas, entre ellas la de dos mujeres embarazadas, que no estaban prevenidas contra la enfermedad.

crop_vacunacion-influenza-4oct14_1

Por Sandra Caquías Cruz / scaquias@elnuevodia.com

Un llamado para una vacunación masiva contra la influenza se estaría convirtiendo en un récord  Guiness hoy a juzgar por las miles de personas que hoy llegaron al coliseo Roberto Clemente  para vacunarse contra este virus.

La vacunación masiva, denominada Flupalooza, cuenta con 15,000 vacunas para suministrar hoy libre de costo. Se estimó en alrededor de 8,000 personas las que habían llegado al coliseo en busca de prevenir la contagiosa enfermedad de la influenza. El récord de una vacunación masiva como esta es de 13,400 personas, informó Lilliam Rodríguez, presidenta de la Coalición de Vacunación de Puerto Rico.

La vacuna contra la influenza, una enfermedad respiratoria contagiosa, cobró el pasado año 22 vidas, entre ellas la de dos mujeres embarazadas, que no estaban prevenidas contra la enfermedad. También fallecieron dos policías aun cuando existe un reglamento que los obliga a vacunarse anualmente contra este virus.

El virus de la influenza, contrario al del chikungunya y al dengue, es el único para el que existe una vacuna. Igualmente es el único de ellos tres que no se propaga por un mosquito. La influenza se propaga de persona a persona.

Aquellos que no se vacunan y contraen este virus  presentan síntomas similares a una gripe común como: fiebre, tos, dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, dolores de cabeza, dolor en el cuerpo, escalofríos y fatiga, entre otros.

La vacuna contra la influenza se debe repetir anualmente por lo que personas que se vacunaron el pasado año deberán volver a vacunarse este año. La única contraindicación es para los infantes menores de seis meses, cuyos cuidadores deberán vacunarse para formar una barrera de protección contra ese niño.

La vacuna también está contraindicada para personas que han tenido el síndrome de Gullaín- Barre; que al presenten estén manifestando síntomas gripales o que estén en tratamiento con anticoagulantes, entre otras.

En las facilidades del coliseo hay personal de salud voluntario que, mediante un cuestionario, recogen un historial del paciente y determinan si puede vacunarse. A media mañana de hoy había cinco casos a los que no se le suministraron la vacuna, uno de ellos, porque tenía una reacción alérgica a un alimento.

La vacunación será todo el día y es libre de costos.

Fuente: El Nuevo Día