Por: Redacción Presencia
redaccion@presenciapr.com

SAN JUAN- Como parte de las actividades en conmemoración de la Semana Mundial de la Vacunación, VOCES, Coalición de Vacunación de Puerto Rico, celebró hoy el Segundo Congreso de Inmunización del 2 al 4 de mayo de 2014 en el Condado Plaza Hilton Hotel.

Entre los reconocidos invitados internacionales expertos en el tema de enfermedades prevenibles por la vacunación, destacaron la joven sobreviviente de meningitis Jamie Schanbaum y el doctor Jon Andrus, director adjunto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ambos concordaron en que la vacunación es una prioridad y un derecho humano y que Puerto Rico necesita promover una política pública firme que garantice el acceso a la inmunización contra enfermedades prevenibles a toda la población. En el panel presidencial participaron además la Honorable Lydia Méndez, presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes y la señora Lilliam Rodríguez, fundadora y presidenta de VOCES.

Jaime Schanbaum era una joven de 20 años que vivía la vida típica de una estudiante universitaria en la Universidad de Texas.  Una noche comenzó a sentirse mal de salud y asumió, por los síntomas que sentía, que era el “flú”. Horas más tarde yacía en el hospital luchando por su vida. Había contraído meningitis. Los próximos seis meses cambiarían su vida para siempre. Sus dos piernas y los dedos de sus manos fueron amputados. Sin embargo, su espíritu de superación y su compromiso con contribuir a salvar las vidas de otras personas lograron que el gobernador de Texas firmara la ley que lleva su nombre y que entró en efecto en el 2010. Posteriormente la joven fundó la organización J.A.M.I.E. Group y desde entonces es portavoz defensora de la vacunación de enfermedades prevenibles.  Su testimonio es vivo ejemplo de las consecuencias de no vacunarse a tiempo.

Por su parte, el doctor Jon Andrus es un experto en salud pública con más de 25 años de experiencia en el campo de las vacunas, la inmunización y la atención primaria en países en desarrollo. En 1998, recibió el premio internacional Emil M. Mrak de la Universidad de California en Davis por su distinguida carrera de servicio fuera de los Estados Unidos. En el 2000, recibió la medalla por servicios distinguidos, el galardón más importante del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos, por su liderazgo en la erradicación de la poliomielitis en Asia Sudoriental.

La medida que actualmente rige la vacunación en la isla es el Artículo 5.11 de la Ley 247-2004, conocida como la “Licencia de Botiquín” de la Ley de Farmacia de Puerto Rico.  Esta dispone que los médicos y dentistas requieran de una licencia para comprar y administrar vacunas y medicamentos en sus oficinas médicas. A raíz de ello, la mayoría de los pediatras y médicos primarios en la Isla han dejado de vacunar en sus consultorios. La alarmante cifra revela que solo el siete por ciento de los pediatras vacunan en sus oficinas.  Los niños y adolescentes tienen poco acceso a los cerca de 100 centros de vacunación autorizados para beneficiarios de planes médicos comerciales, no así para niños y adolescentes del sistema público, que cuenta con 300 centros de vacunación.

Al día de hoy, aun no se ha definido una política pública que atienda la necesidad y provea acceso a las vacunas contra enfermedades prevenibles a la población.

Por otra parte, es fundamental garantizar que la data del Registro de Inmunización de Puerto Rico (Puerto Rico Immunization Register o PRIR, por sus siglas en inglés) sea recopilada de manera eficiente para garantizar un banco de estadístico y de data real de la vacunación en Puerto Rico. Actualmente, el programa de “Vaccines for Children” requiere que se entre la data en el registro de manera compulsoria.  Sin embargo, no es así para centros privados, hospitales, cadenas de farmacias, centros de vacunación privados y consultorios médicos.  Consecuentemente, esto crea una falta de información certera en cuanto a las estadísticas de vacunación en la Isla.

Otra de las metas a lograr es incrementar la vacunación del Virus del Papiloma Humano (VPH).  El nivel de vacunación actual es 20 por ciento en niñas y 13 por ciento en niños. En este particular, el Comité Asesor de Cáncer del Presidente Obama hizo un llamado urgente a incrementar la vacunación de VPH de manera acelerada. A estos fines, en Puerto Rico se constituyó el panel Asesor de VPH que se encuentra trabajando un plan de recomendaciones y estrategias para incrementar los niveles actuales.

El área de la población de adultos mayores de 65 años en Puerto Rico es otro grupo desatendido en cuanto a inmunización se refiere ya que actualmente está por debajo del 30 por ciento de vacunación.

Enlace: http://presenciapr.com/concuerdan-que-puerto-rico-necesita-incrementar-niveles-de-vacunacion/